Hilda Tenorio, aun año de la cornada

La matadora Hilda Tenorio, se ha manejado muy sigilosa sobre el accidente frente el astado que estuvo a punto de quitarle la vida, sin embargo,  después de casi un año compartió su experiencia abiertamente.

Al llevar a cabo una participación en el Relicario en Puebla; la matadora de origen michoacano fue corneada por un gran astado de 580 kilógramos, el cual le atravesó le mandíbula;  lo que dio paso a que Hilda Tenorio fuera intervenida quirúrgicamente, en una operación que duró alrededor de 6 horas.

Tras el fuerte accidente y ya recuperada, Hilda Tenorio aseguró que retomará su carrera como matadora con la esperanza de poder contar con el apoyo de ganaderos, empresarios y de más en este país.

Es de mencionar que la noticia de retomar la carrera, no fue bien aceptada por sus familiares, quienes sufrieron con ella el traumatismo de la grave lesión que le dejó fracturados ambos maxilares, pómulos desde la órbita de los ojos y sin dientes.

Al no contar con ofertas en México antes y después de lo acontecido, se trasladará al viejo continente (España), en donde se le han brindado muestras de cariño y apoyo, “Fui a España y medí cuenta que la gente me quiere allá, acudiré por un tiempo para demostrar lo que puedo hacer y después regresaré a México para ver si me aceptan aquí”.

Pero con lo sucedido en el mundo, su viaje se pospondrá hasta que pueda viajar y no se tengan riesgos por la pandemia del Coronavirus (Covid 19)

“Cuando estaba con el banderillero en Puebla, le comente que aún no me sentía del todo bien de la lesión de la rodilla, pero tenía que salir triunfadora, ya que había gente observándome, la cual me podría dar la oportunidad de participar en más festejos, lo anhelaba, ya que no tenía compromisos firmados”.

Referente al accidente, compartió que decidió no hablar del tema con nadie, ya que deseaba aterrizar sus ideas, para compartir su experiencia de forma madura, “Con ello quero compartirles que los toreros sangramos, sufrimos, nos duelen las cornadas”.